Noches

A veces subo a la azotea de casa en medio de la lluvia o a mitad de noche miro al cielo y grito al cielo “¿Qué debo hacer para empezar a quererme y ver eso a lo que todos llaman especial?”

Nunca he tenido respuesta, pero las suaves caricias de la lluvia me relajan y la mirada de la luna me dice “tranquilo, ya encontrarás la respuesta, algún día” y esas palabras se pierden en el eco de la soledad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s