¡A su salud!

Hoy recibí mediante un mensaje un verso que me agrado demasiado y que quiero compartir con ustedes hoy, es un corazón atormentado por el mismo dolor…

Tropezamos con la misma piedra en el camino

Cada día caemos y culpamos al destino

Desahogamos las penas con una copa de vino

Con whisky, vodka o el champagne más fino

La piedra con la que tropiezo se llama mujer

Aunque tropiece nunca hablaré mal de aquel ser

Pues en el ayer era mi vicio y tentación

Pero hoy nuestra novela romántica la convirtió en ficción

No entiendo como puede ser posible

Que caiga en el juego de un ser tan incensible

Pues por más odio o rencor que mi corazón le tenga

Con una disculpa de ella, mi perdón obtenga

Nosotros por ellas, desarrollamos adicción

Pero siempre una, es nuestra perdición

Aquella por la que haríamos todo sin cordura

Por la que cualquiera desarrollaría locura

La fama, la fortuna y el dinero nos ciega

Pero no estamos completos hasta que una mujer llega

Entonces olvidamos el pasado y volvemos a empezar la historia

Alrato nos vemos con el vino en mano, repitiendo esta narratoria.

Ismael F.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s